El 80 % de intervenciones correctivas no programadas puede evitarse con un correcto mantenimiento industrial

Mantenimiento industrial

Desde Meinsa, como empresa especializada en la automatización de procesos,  queremos tratar en este post el tema del mantenimiento industrial. Incorporándolo en el día a día de la empresa, se podría evitar el 80 % de las intervenciones correctivas no programadas. El motivo es que permite anticiparse a cualquier incidencia, de modo que la productividad aumenta.

Además, la globalización ha supuesto cambios para las empresas. Ahora las compañías han de adaptarse a ciertos estándares de calidad internacionales si quieren seguir siendo competitivas, y para eso es imprescindible contar con un plan de mantenimiento adecuado.

¿Cuáles son las ventajas del mantenimiento industrial?

  • Permite aumentar la calidad de los productos y reducir los costes de producción.
  • La vida útil de los equipos pasa a ser mayor.
  • Cumplir con los tiempos de entrega se vuelve más fácil y con ello aumenta la satisfacción de los clientes.
  • Se reduce el número de accidentes.

En definitiva, podemos decir que una empresa con un buen plan de mantenimiento industrial aumenta la calidad y la productividad.

Y ¿cuáles son las desventajas de no hacer un mantenimiento industrial adecuado?

  • Surgen averías inesperadas, por lo que se paran los procesos productivos.
  • Hay pérdidas y daños en la materia prima.
  • La elaboración de los productos es defectuosa.
  • Se incumplen los tiempos de entrega, y por lo tanto se pierde la confianza de los clientes.
  • Los costes de producción aumentan.
  • Se incrementa el número de accidentes laborales.

En Meinsa nos gusta destacar que el mantenimiento es una inversión tanto a medio como a largo plazo, y es que te permite ahorrar gastos derivados de reparaciones que se podrían haber evitado.

Por otro lado, cuando hablamos de mantenimiento no lo hacemos solo de acciones predictivas. Lo cierto es que existen tres tipos de mantenimiento que pueden incorporarse en la compañía: el mantenimiento preventivo, el predictivo y el correctivo.

El mantenimiento preventivo se adelanta a las averías

El fin es adelantarse a los accidentes y averías y garantizar la fiabilidad de las máquinas y equipos. Entre las ventajas que ofrece este tipo de mantenimiento encontramos:

  • Que permite a las empresas detectar averías antes de que ocurran.
  • Tiene un coste más reducido que hacer un mantenimiento correctivo.
  • Surgen menos paros imprevistos.
  • La vida útil de los equipos aumenta, y además se reducen los accidentes.
  • La empresa tiene más control sobre la producción.

El mantenimiento correctivo, el más básico

Este es el tipo de mantenimiento más básico, y es que consiste simplemente en reparar los fallos que surjan en la maquinaria. Se trata de un plan sistemático, consistente en detectar los desperfectos y ponerles solución.

A no ser que haya una planificación previa, es difícil encontrar ventajas en hacer solo un mantenimiento correctivo.

El mantenimiento predictivo, el más tecnológico

Un plan de mantenimiento predictivo sirve para que la empresa esté permanentemente informada sobre el estado de las instalaciones. Por ello nos encontramos ante el tipo más tecnológico de mantenimiento. Sus ventajas son:

  • Si hubiera alguna pausa, sería breve, por lo que se hace más continua la operatividad de la maquinaria.
  • Aunque el personal que se necesita es más especializado, no hacen falta tantas personas.
  • Los resultados son el foco de este mantenimiento.
  • Gracias al análisis elaborado usando indicadores de confianza, se consigue fiabilidad.

Este tipo de mantenimiento, como hemos podido observar, tiene grandes ventajas a medio y largo plazo. Sin embargo, es cierto que la inversión inicial no es baja, ya que se hace necesario implementar equipos de alta tecnología. Para llevar a cabo este plan, hay que usar además programación y equipos de transmisión de datos.

La fábrica 4.0 y el mantenimiento predictivo: un mayor nivel de exigencia

Nos centramos ahora en las empresas digitalizadas y la industria 4.0. El objetivo es, igualmente, usar los datos para anticiparse. Sí que es cierto, no obstante, que las compañías que optan por la digitalización piden que el mantenimiento sea más técnico y tienen un mayor nivel de exigencia.

Por otro lado, en Meinsa queremos destacar el hecho de que algunos procesos digitales ya hacen la función de elementos de mantenimiento. Es el caso, por ejemplo, del Internet de las Cosas o IoT. Gracias al mismo podemos hacer uso del big data para tener a las empresas constantemente informadas. Así, en el caso de que haya riesgo de avería o algún proceso no esté siendo eficiente, se podrá lanzar una alerta rápidamente.

Y ¿en qué consiste el mantenimiento industrial de la fábrica 4.0?

  • El primer paso es contar con un software de mantenimiento preventivo. Este recopilará automáticamente un gran volumen de datos, que será todavía mayor en el caso de que la empresa tenga muchos equipos.
  • Lo siguiente es procesar y analizar la información. Para ello la compañía ha de contar con los recursos pertinentes que permitan transformar estos datos en métricas e información útil. Será a partir de aquí que se podrá monitorizar el rendimiento de las operaciones.
  • El tercer y último paso es hacer el diagnóstico preventivo. Este servirá para evitar problemas y averías.

¿Cuáles son las ventajas de hacer un mantenimiento predictivo?

Podríamos decir que el mantenimiento predictivo persigue una optimización de la disponibilidad y la fiabilidad de los equipos y una disminución de los costes. Vamos a ver en detalle cuáles son los beneficios de optar por este tipo de mantenimiento industrial.

  • Aumenta la fiabilidad, la disponibilidad y la rentabilidad de la maquinaria, por lo que también se incrementan la productividad y la eficiencia.
  • Hace posible programar y planificar automáticamente las acciones que forman parte del proceso de producción.
  • Hay menos pérdidas de materia prima derivadas de paradas imprevistas.
  • La empresa aumenta su seguridad, y disminuyen las posibilidades de que haya un accidente. Al reducirse el riesgo, también bajan los costes de seguros industriales.
  • Aumenta la satisfacción del cliente, ya que la calidad del producto mejora.

El mantenimiento industrial 4.0: nuestras conclusiones

Podemos concluir, entonces, diciendo que el mantenimiento industrial sirve para desarrollar bases de datos propias que permitan hacer informes exhaustivos. De esta forma podemos saber cómo mejorar las instalaciones, y conseguimos detectar y evitar problemas y averías.

En definitiva, esto es lo que obtenemos gracias al mantenimiento industrial:

  • Gamas de mantenimiento o conjuntos de tareas de mantenimiento con elementos comunes. También nos sirve para revisar las ya existentes.
  • Detección de problemas y averías potenciales. A veces se trata de equipos caros que suponen altos costes en reparaciones. Otras veces las averías aparecen en maquinaria más económica pero que ha de someterse a reparaciones habitualmente.
  • El mantenimiento industrial sirve para evitar paradas que ocasionan paros de producción y pérdidas considerables. En estos casos estaríamos hablando de equipos críticos.

Meinsa: pionera en mantenimiento industrial

En Meinsa, como expertos en automatización de procesos industriales, somos pioneros en mantenimiento industrial. Contamos con instaladores autorizados -sobre todo en líneas de alimentación eléctrica de media y baja tensión- y más de 40 años de experiencia ofreciendo servicios de mantenimiento industrial eléctrico y de instrumentación.

Llevamos a cabo revisiones industriales y nos ocupamos de comprobar que se cumplan las normativas y reglamentos.

En Meinsa te ofrecemos un asesoramiento personalizado para abordar la automatización de procesos industriales y el mantenimiento industrial.

Contacta con nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *