Beneficios del sistema TN-S frente al sistema TT en una distribución eléctrica de BT

distribución eléctrica

La energía que viene dada por la electricidad es desde hace ya mucho tiempo algo necesario para el ámbito cotidiano y profesional. El mundo de la distribución eléctrica es complejo, puesto que existen múltiples soluciones que se adaptan en cada caso. Por ello, es importante tener en cuenta los distintos esquemas de distribución para el suministro eléctrico a fin de impulsar su durabilidad, economía, seguridad y otros factores. 

 

En MEINSA analizamos las necesidades de cada cliente y les guiamos para asegurar la instalación de los sistemas más óptimos según su contexto. Como especialistas en sistemas eléctricos y automatización, a lo largo de este artículo hablaremos de los dos tipos de distribución eléctrica más extendidos y prácticos. 

 

En este caso presentamos el sistema de distribución tipo TT y el sistema TN, haciendo especial hincapié en los sistemas TN-S. De este modo, pretendemos facilitar la correcta elección del esquema de distribución para el suministro eléctrico en aras de asegurar las mejores condiciones posibles.

 

Hay que tener presentes distintas variables para poder hacer una elección inteligente, puesto que, por ejemplo, en la mayoría de los casos un entorno industrial que requiera de un gran consumo energético y de una potencia considerable no utilizará los mismos sistemas de distribución eléctrica que un hogar o una red profesional. Lo veremos en detalle.

 

El sistema de distribución eléctrica TT

 

Los sistemas TT de distribución eléctrica son los que utilizan las compañías eléctricas, por lo que las redes TT son las que conforman la red pública de electricidad en baja tensión. Se trata de una elección obligatoria en el caso de la mayoría de industrias pequeñas o de negocios comunes que no disponen de un centro de transformación propio.   

 

Sin embargo, presenta las siguientes debilidades: 

 

  • Impedancia elevada. Las tomas de tierra «fuente» y «utilización» están separadas y no son perfectamente equipotenciales. Esto puede generar que la impedancia de la toma de tierra «utilización» sea elevada.
  • Referencia de potencial.  El conductor PE no es una referencia de potencial fiable, lo que implica la necesidad de conexiones equipotenciales complementarias.

 

Esquemas de sistemas eléctricos TN y sus variantes

 

En el caso de los esquemas eléctricos TN existen varios tipos diferenciados. Sin embargo, se agrupan de este modo por tener algo en común: la fuente eléctrica está conectada a tierra y todas las masas de la instalación están conectadas al conductor neutro.

 

Existen tres sistemas eléctricos TN, que pueden diferenciarse en función de cómo se asignen el conductor neutro y el conductor de protección: 

 

  1. TN-S: Los sistemas TN-S utilizan un conductor de protección separado en todo la distribución.
  2. TN-C: En estos casos, el conductor neutro y el conductor de protección combinan sus funciones en un único conductor en toda la distribución.
  3. TN-C-S: Parecido al esquema anterior, pero las funciones del conductor neutro y del conductor de protección se combinan en un único conductor en una sola parte de la distribución. 

 

El sistema TN-S y sus características

Entre las características más destacables de los sistemas TN-S encontramos las siguientes: 

 

  • Conductores de protección. El sistema TN-S cuenta con una sola referencia de potencial «fuente» y «utilización». Además, no utiliza la tierra como conductor.
  • Equipotencialidad. En este caso, las masas gozan de buena equipotencialidad, lo cual implica un ahorro importante ya que no es necesario instalar conexiones equipotenciales complementarias. 
  • Baja impedancia. El circuito de protección presenta una baja impedancia, ya que en estos casos existe la necesidad de conducir corrientes de drenaje, de fallo o de cortocircuito importantes.  
  • Compromiso con la normativa CEM. En el sector eléctrico está reconocido que el sistema TN-S es el que mantiene un mayor compromiso con la normativa CEM (Normativa sobre Compatibilidad Electromagnética).

 

La importancia de la normativa CEM

 

En el sector industrial y su entorno proliferan los elementos electrónicos, cuyo número va aumentando día a día. Esta situación provoca que las perturbaciones en las líneas de alimentación crezcan de forma progresiva, lo cual puede generar problemas de compatibilidad electromagnética. Estos problemas se manifiestan como raras incidencias: disparos de las protecciones, bloqueos en los equipos de regulación o incluso averías graves de los equipos.

 

Para solventar los potenciales errores que pueden presentarse en estos casos es necesario cumplir con la normativa CEM. Aunque los dos esquemas eléctricos de los que hemos hablado respetan la normativa, el sistema TN-S es el que lo hace en mayor medida. En este sentido, el sistema TN-S responde a la perfección a la inmunidad frente a perturbaciones electromagnéticas. 

 

La elección correcta en función de cada necesidad

 

Recuerda que según el tipo de sistema de distribución eléctrica escogido, se determinarán las propiedades de la red eléctrica, su comportamiento, la seguridad del suministro, la complejidad de la instalación, su mantenimiento y la compatibilidad electromagnética. 

 

Es importante tener en cuenta todas las variables que están en juego a la hora de decidir con qué esquema de distribución energética trabajar. Por ello es necesario contar con un equipo de profesionales que sepan asesorar en función de las necesidades específicas de cada caso e instalar estos sistemas. ¡Ponte en contacto con nosotros y te guiaremos a lo largo de todo el proceso!

 

Tags:
Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *