Cómo la programación de sistemas de control de proceso industrial potencia la producción

programación sistemas control proceso industrial

El sector de la industria es una de las piedras angulares de la producción y la productividad. Sin duda, su importancia es capital en muchos sentidos, pero es necesario conocer cómo funcionan y cuáles son los ingredientes de su éxito. Por ello, le dedicamos un espacio más que merecido a la programación de sistemas de control de proceso industrial con el fin de aclarar cómo este fenómeno puede mejorar el desempeño de la producción en las empresas.

En primer lugar, tenemos que destacar que la programación de este tipo de sistemas es la que nos permite monitorizar y controlar los procesos de producción o fabricación. Obviamente, esta tecnología está estrechamente ligada a los procesos de automatización, que facilitan en gran medida la mejora de los resultados finales.

Si tienes interés en esta tecnología y quieres conocer las ventajas que puede ofrecerte, no busques más. Destinamos las siguientes líneas a presentar algunas de las soluciones en programación de sistemas de control de proceso industrial más populares y prácticas, así como sus ventajas concretas.

Mejora de la producción a través de los sistemas de control de procesos en la industria

Los sistemas de control industriales tienen un impacto muy amplio en toda la organización, y no solo en sus procesos técnicos. Esta tecnología puede impulsar la competitividad de una empresa y hacer que se mantenga al día, preparada para los retos del futuro.

¿Cómo ayuda a la compañía la programación de sistemas de control de proceso industrial? Sencillo. Hay que tener en cuenta que estos sistemas no solo pueden integrarse en la planta industrial, sino que pueden vincularse a toda la organización a través de hardware, software y sistemas de comunicación. Todo ello para optimizar la cadena de suministro, la ejecución de procesos, las operaciones, las ventas y el I+D en general.

Para entender mejor cómo pueden ayudarte estas soluciones destacamos los beneficios principales que aportan tras su integración en una organización.

Beneficios generales de los sistemas de control industrial

Como decíamos, los sistemas de control industrial bien programados son un activo a tener en consideración si nuestro objetivo es potenciar la producción en nuestra organización. ¿Qué puede conseguir esta tecnología? Estos son solo algunos ejemplos:

  • Optimización de recursos. Por lo general, los sistemas de automatización y control toman las riendas en aquellas actividades repetitivas y más mecánicas. Esto facilita la optimización del uso de los recursos y de la actividad profesional humana. Además, estas soluciones registran toda la información que se genera durante todo el proceso, por lo que contaremos con un feedback de alto valor estratégico.
  • Cambios e innovación. Aunque pueda sonar exagerado, lo cierto es que contar con la programación de sistemas de control de proceso industrial puede facilitar la inserción de nuevos productos o servicios. Gracias a esta tecnología es mucho más sencillo introducir nuevos estándares en la línea de producción, con lo que el proceso se agiliza. Además, simplifican los cambios en la frecuencia de producción en función de las necesidades de la organización, es decir, que permiten aumentarla o disminuirla.
  • Análisis preciso de datos. A través de estos sistemas de automatización y control se obtiene información exhaustiva y rigurosa sobre los procesos industriales. Esto permite hacer realidad una trazabilidad óptima en el caso de los procesos de producción y las cadenas de suministro. Pero las ventajas no terminan aquí, puesto que este factor también ayuda a cumplir con las normativas y los estándares de calidad al mostrar de forma ágil y global el funcionamiento de todas las ramas de la empresa.
  • Predicción de errores. Una vez se han programado los sistemas de control de proceso industrial es prácticamente imposible que cualquier error pase desapercibido incluso antes de que suceda. A través del análisis de datos y de la monitorización en vivo los sistemas de control pueden llegar a conclusiones para prever incidentes, cosa que reduce la probabilidad de que sucedan de forma considerable.
  • Satisfacción del cliente. Se trabaje con proveedores o con el cliente final de forma directa, cualquier interlocutor agradecerá el trabajo bien hecho, y es que la programación de sistemas de control de proceso industrial garantiza la calidad del servicio, por lo que aquello que tu compañía ofrezca siempre será bien valorado.

Los beneficios que has podido conocer hasta ahora son posibles gracias a la implementación de ciertos recursos tecnológicos. Pero ahora ha llegado el momento de echar un vistazo a algunas de las opciones con las que contamos para hacer posible las mejoras mencionadas.

Opciones para la programación de sistemas de control de proceso industrial

SCADA

SCADA es el pilar fundamental para la programación de sistemas de control de proceso industrial. Se trata de la base de todo software de control industrial y puede aplicarse en infinidad de situaciones. Cuando hablamos de SCADA nos referimos a una solución extremadamente versátil que ofrece la posibilidad de supervisar y controlar en profundidad todos los procesos industriales.

Este software es el que permite extraer información, almacenarla, crear rutinas de mantenimiento automatizadas y conectar la maquinaria con el resto de la organización, entre otras cosas.

En el seno de SCADA se engloban muchas otras tecnologías, como las que veremos a continuación.

PLC

Uno de los ejemplos más conocidos en el sector de la programación de sistemas de control de proceso industrial es el PLC. El Controlador Lógico Programable brinda una serie de beneficios a tener en cuenta, incluso si se instala sobre hardware tradicional o más anticuado. Entre sus ventajas, encontramos una mejora de la productividad gracias a las características que presenta:

  • Fácil de programar. La instalación de este tipo de activos, aunque requiere de personal especializado, es sencilla. Se trata de dispositivos que, en su mayoría, son de reducido tamaño por lo que estamos hablando de una solución versátil y flexible.
  • Bajo consumo energético. No solo son pequeños, sino que los PLC también presentan un consumo energético considerablemente inferior al de otros sistemas de automatización.
  • Monitorización de procesos. Una de las ventajas más claras que ofrece un buen sistema de programación de sistemas de control de proceso industrial como PLC es la capacidad de monitorización de procesos. Los PLC puede llevar un rigurosos análisis del funcionamiento de estos procesos y de la maquinaria a la que están asignados para poder así optimizarlos.
  • Bajo coste. Al tratarse de un recurso de fácil instalación y de bajo consumo, su coste también se ve reducido. Se trata de una de las opciones más económicas del mercado.

HMI

El cómo se accede a la información y a los paneles de control también es importante. De hecho, si no contamos con una interfaz amigable es más probable que sucedan errores que fácilmente se podrían evitar a través de una HMI o Human-Machine interface. Esta solución es la que traduce todos los estímulos que generan las máquinas en algo comprensible para el ser humano. La HMI presenta todos los elementos que es necesario conocer de una forma gráfica y sencilla.

Impulsa la producción a través de los sistemas de control de procesos

Si quieres disfrutar de las ventajas que aporta la tecnología de automatización y control industrial solo tienes que hablar con los profesionales adecuados. Desde Meinsa podemos esbozar un proyecto para desplegar los sistemas de control de procesos en el marco de tu organización y así multiplicar su producción.

¡Lleva a tu empresa al futuro y acelera todos sus procesos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *