¿Qué comprende un mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión?

mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión

El mundo de la industria depende en gran medida de un bien muy cotizado: la energía. Para que las empresas y plantas del sector puedan explotarla necesitan generarla, recibirla o tratarla de algún modo, pero si queremos reducir al máximo la peligrosidad de estos procesos debemos contar con instalaciones adecuadas que nos permitan trabajar con tranquilidad.

En este sentido, contar con un mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión de calidad es una muestra de responsabilidad que todas las empresas del sector deberían presentar, puesto que de ello dependerá la seguridad de los trabajadores y el éxito de la producción de la planta.

 

Qué son las instalaciones de alta tensión

Las instalaciones de alta tensión son aquellas que superan los 36 kV de voltaje. Lo más natural es que este tipo de instalaciones se destinen al transporte de electricidad a lo largo de distancias considerables. Esta energía surge de las centrales que la generan y es transportada hasta las subestaciones eléctricas, que tienen el objetivo de establecer niveles de tensión adecuados en cada caso y así poder transmitir y distribuir la energía eléctrica sin apenas riesgos.

Aunque el transporte de energía no es el único uso que se le puede dar a las instalaciones de alta tensión, es importante saber que para trasladar la electricidad a grandes distancias es necesario incrementar la tensión con el fin de reducir la intensidad del circuito, todo ello para no perder energía de forma innecesaria a través del calentamiento de los cables conductores y otros fenómenos de índole electromagnética.

Cuanto más voltaje presente una línea, más electricidad podrá transportar. Es por ello que este tipo de instalaciones pueden resultar peligrosas si no se cuenta con un equipo que se encargue de configurar y supervisar los procesos y la maquinaria utilizada. Teniendo en cuenta estos factores, presentamos los elementos principales que comprenden un óptimo mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión.

 

Mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión

Para ofrecer un mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión de calidad es vital tener el soporte de un equipo de profesionales que se responsabilice de su integridad. Estos especialistas son los que se asegurarán de que las siguientes condiciones se cumplan en todo caso:

  • Funcionamiento correcto. Las instalaciones desempeñan las funciones para las que han sido diseñadas sin problemas y en las situaciones previstas.
  • Buenas praxis. La maquinaria opera en concordancia con los requisitos y prácticas recomendadas por el fabricante para reducir accidentes y errores de todo tipo.
  • Revisiones periódicas. Se realizan tareas de mantenimiento de forma regular para establecer que todo está en orden y asegurar la posibilidad de establecer soluciones a potenciales problemas.
  • Gestión de crisis. En el caso de que se dé lugar a un error o falla, se garantiza que no se genere un entorno de peligrosidad y que no se causen interferencias en la red de distribución eléctrica.

 

Otros factores clave a considerar durante el mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión son los aislamientos tanto internos como externos, los contactos eléctricos, la puesta a tierra, la lubricación de los componentes mecánicos, el sellado, la protección contra la corrosión y la legibilidad de las señales que permiten guiar a los operarios en caso de necesidad.

Sin embargo, algunos incidentes son inevitables, por lo que hay que tener la capacidad de detectarlos antes de que sucedan.

Detección y tratamiento de errores o accidentes en instalaciones eléctricas industriales de alta tensión

Durante el despliegue de los sistemas de mantenimiento será inevitable tratar los potenciales errores o accidentes que puedan suceder. Tampoco se deben pasar por alto los inconvenientes que ya haya sufrido anteriormente la red eléctrica de alta tensión.

Hay tres vías de actuación en lo que a los eventos indeseables se refiere y que todos los sistemas de mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión deben garantizar:

  • Prevención. Un correcto mantenimiento puede ayudar a prevenir malfunciones en los sistemas eléctricos de alta tensión. Cuanto más preparada esté la red eléctrica más difícil será que esto suceda.
  • Corrección. En ocasiones será inevitable sufrir algún tipo de incidente. Cuando esto suceda, el equipo de mantenimiento aportará soluciones para corregir lo más rápidamente posible las consecuencias negativas que haya podido ocasionar este error.
  • Predicción. A través de los datos conocidos relativos a la actividad de la red eléctrica de alta tensión y a anteriores incidentes se pueden predecir nuevos accidentes o fallas. En este caso, el potencial del sistema de mantenimiento es precisamente hallarse varios pasos por delante para que estos eventos no tengan siquiera la posibilidad de suceder.

 

Todas estas acciones se pueden automatizar gracias a un competente equipo de mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión.

 

Documentación de los procesos de mantenimiento de instalaciones eléctricas

El equipo de técnicos responsable deberá elaborar y dejar por escrito una documentación estándar que presente un plan de mantenimiento para las instalaciones de alta tensión. Este plan debe incluir en todo caso las especificidades relativas al diferencial y al sistema de protección para reducir la peligrosidad de estos sistemas de cara a proteger a los trabajadores.

Los sistemas de control y protección vinculados a la instalación de alta tensión deben pasar una serie de pruebas para asegurar que se cumple con las exigencias y consejos del fabricante con el fin de que la maquinaria resista lo mejor posible al paso del tiempo y al uso prolongado.

En conclusión, si queremos asegurar un sólido mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión es crucial mantener un registro de todas las pruebas que pase el sistema eléctrico y facilitar su disponibilidad al responsable de la planta siempre que sea necesario.

 

El mantenimiento de la sala de control

La sala de control es la que posee toda la maquinaria necesaria para gestionar, coordinar y hacer funcionar los sistemas eléctricos. Por ello, se trata de una de las piedras angulares de todo circuito eléctrico y debe pasar por un proceso de mantenimiento constante.

En primer lugar, las salidas de emergencia deben permanecer despejadas y las puertas tienen que estar operativas y en buen estado. Para que este primer elemento tenga sentido hay que contar con una serie de señales de seguridad que indiquen el camino a seguir en caso de accidente.

Si hablamos de la seguridad del propio sistema eléctrico industrial de alta tensión, los sistemas de acceso deben configurarse adecuadamente para que se limite a los operarios indicados. Estos profesionales tienen que tener a su disposición un equipamiento correctamente etiquetado y unos diagramas operacionales correctos.

Por último, hay que cerciorarse de que no existen fugas o entradas de agua, imposibilitar la entrada de roedores, pájaros o insectos y mantener operativos tanto los sistemas de ventilación como los extintores.

 

Refuerza la seguridad de tus instalaciones eléctricas industriales

En este documento hemos sacado a colación la importancia de los sistemas de mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales de alta tensión. Los peligros que entraña este tipo de instalaciones son considerables si no se asegura la integridad de la maquinaria y de sus componentes. Por ello, es altamente recomendable trabajar con un equipo de expertos que pueda garantizar la seguridad tanto de los empleados como de la planta.

En MEINSA somos especialistas en mantenimiento de instalaciones y procesos industriales, específicamente en el área eléctrica. Nos encargamos de impulsar un mantenimiento preventivo, correctivo y predictivo para que puedas dejar de lado las preocupaciones. Además, automatizamos todos estos procesos para reducir tiempos y costes.

¡Abandona los riesgos y ponte en contacto con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *