Sistemas de monitorización y control de procesos industriales

Monitorización y control

La maquinaria es uno de los elementos imprescindibles del sector de la industria, pero no es exclusivo del mismo. En muchos ámbitos se utiliza esta tecnología para impulsar la productividad y facilitar la rentabilidad del trabajo. Para tener éxito en este sentido es crucial utilizar sistemas de monitorización y control de procesos industriales

En MEINSA ya hemos insistido en más de una ocasión en la importancia de la explotación de los datos para realizar mejoras en el rendimiento de la empresa, y por eso queremos extendernos a la hora de diseccionar las herramientas con las que trabajamos para hacer esto posible.

Todo responsable de procesos de producción debe estar al día de esta tecnología, puesto que sin ella es muy difícil entender a qué nivel trabaja la maquinaria y si es necesario realizar cambios o no. Ignorar la oportunidad de trabajar con estos datos es dejar de lado una oportunidad de mejora que puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso de la misma organización. Por eso mismo, en este artículo desgranamos los sistemas de monitorización y control de procesos industriales que en MEINSA dominamos.

 

Por qué utilizar sistemas de monitorización y control de procesos industriales

Hay varias razones por las que desplegar los sistemas de monitorización y control de procesos industriales. Una de las más evidentes es, precisamente, el control. Suena redundante, pero sin un sistema de control no podemos entender la realidad en la que trabaja la empresa y la exactitud con la que se realizan los procesos automatizados.

Gracias a esta tecnología podemos realizar informes en vivo, en tiempo real, para trasladar al cliente cómo está operando la maquinaria y qué sucede con sus procesos. Obviamente, toda esta información puede ser consultada en cualquier momento, puesto que queda almacenada.

Los sistemas de control y monitorización también permiten prevenir errores o fallos para evitar pérdidas económicas y de tiempo. Además, la maquinaria puede controlarse y monitorizarse a distancia gracias a estos recursos tan valiosos. 

 

Áreas de monitorización y control de procesos industriales

Existen distintos niveles de monitorización y control de procesos industriales. En MEINSA trabajamos con varias herramientas a nivel básico, medio y alto en función de las necesidades de la empresa y de la complejidad de sus sistemas. A continuación hablamos en profundidad de los sistemas en los que nos especializamos y con los que podemos ayudarte.

 

Pantallas HMI – Nivel de monitorización y control básico

La tecnología HMI (Human-Machine Interface), es la que muestra la información relativa a la extracción de datos de forma gráfica y visual. De este modo, el humano o técnico puede interactuar con la maquinaria o comunicarse con ella. 

La interfaz HMI tiene una ventaja muy importante, y es que trabaja en tiempo real, por lo que los datos obtenidos y visualizados siempre serán actuales.

A grandes rasgos podemos decir que este tipo de interfaces conforman la capa visual que facilita el acceso a los datos. De hecho, la interfaz puede personalizarse y adaptarse a las necesidades de cada organización y de los técnicos responsables de su utilización. 

El objetivo principal de este recurso es el de ayudar al usuario a correlacionar la información que recibe con cada uno de los recursos productivos de la organización a través de datos y alertas. Así, gracias a la interfaz HMI podemos ver qué máquinas y procesos están activos, qué rendimiento tienen, cuánta energía consumen o generan, a qué temperatura se encuentra cada punto estratégico de la línea de producción y muchísimo más, todo ello dependiendo de cómo se configure. 

En general, una HMI permite facilitar el acceso a la información haciéndola más inteligible, enviando señales cuando ocurren errores en el sistema de producción y presentando una interfaz con una gran User Experience. Este tipo de interfaces muestran la información y los estímulos que otorgan otros sistemas como SCADA y DCS, que veremos a continuación. 

 

Sistemas SCADA – Nivel de monitorización y control medio

Los sistemas SCADA (Supervisory Control And Data Acquisition) son los que se encargan de supervisar y controlar los procesos industriales, así como de extraer datos relativos a su actividad. Esta tecnología complementa a otros recursos como MES y PLC, de los que también hablaremos. 

Para empezar, hay que decir que existen distintos tipos de SCADA y que todos son softwares que se instalan en los equipos de las organizaciones. A través de SCADA, el usuario especializado puede monitorizar y controlar todos aquellos recursos que se hayan vinculado a la red del sistema a través de PLC u otros sensores. Gracias a la interfaz HMI es posible visualizar de un modo mucho más sencillo todos los estímulos detectados por el sistema SCADA.

Por su lado, un PLC (Programmable Logic Controller) es un controlador lógico programable, un componente utilizado en automatización e ingeniería industrial que complementa al sistema SCADA. Se trata de sistemas informáticos capaces de controlar una serie de variables del sistema de producción como procesos, movimiento de maquinaria, comunicaciones, etc. 

No debemos olvidar los sistemas MES (Manufacturing Execution System), que obtienen información a través de sistemas SCADA y PLC y que trabajan en una capa superior respecto a ellos. MES se encarga de planificar la producción y de recoger datos para mejorar la toma de decisiones generales en la planta, pero son SCADA y PLC los encargados de controlar de forma más explícita los procesos.

Todos estos elementos combinados y trabajando en equipo permiten impulsar la eficiencia de la planta y reducir los costes de producción.

 

Sistemas DCS – Nivel de monitorización y control alto o superior

PCS 7 es un DCS o sistema de control distribuido, un sistema de control que se aplica a procesos industriales de alta complejidad en grandes industrias, siendo el caso más frecuente el de los procesos primarios relacionados con materias primas. 

Se trata de uno de los sistemas más potentes de Siemens a nivel de automatización y se utiliza para controlar procesos en los que los sistemas o controladores se encuentran distribuidos a través de una red de compleja

En estos casos, solo se utiliza una herramienta para programar el sistema y se trabaja con una sola base de datos, por lo que nos encontramos ante un recurso centralizado. Por esta razón, todos los componentes del sistema de la planta quedan sincronizados.

PCS 7 es un recurso especialmente potente que se integra completamente con el software y el hardware de la organización, cosa que facilita la automatización total de todos los procesos de producción.

En MEINSA, como partner de Siemens contamos con una gran experiencia en el despliegue de este tipo de sistemas, por lo que garantizamos su robustez y fiabilidad. 

 

Extrae todos los insights de la planta industrial con nosotros

Ahora que conoces las herramientas con las que trabajamos ya sabes cómo podemos ayudarte. Nuestros técnicos cuentan con un conocimiento profundo en extracción y análisis de datos para luego actuar en función de las conclusiones extraídas de esta información.

Si quieres entender la coyuntura de tu empresa y conocer tus recursos a fondo, entonces deberías trabajar con nuestros profesionales. Ellos desplegarán las herramientas necesarias para automatizar procesos y monitorizar y controlarlos desde cualquier lugar. Una vez instalado el sistema que necesites solo necesitarás de un PC para controlar los procesos de tu organización. ¿A qué esperas?

¡Automatiza y controla tus procesos con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *