De la digitalización industrial a la fábrica inteligente: sistemas ciberfísicos

sistemas ciberfísicos

A la hora de elaborar un proyecto de digitalización industrial, los sistemas ciberfísicos han de estar necesariamente en nuestro punto de mira. Antes de profundizar en sus características, te diremos que estos dispositivos te permiten optimizar procesos y automatizar tareas para convertir tu planta en una fábrica inteligente.

Puntualizamos también que esta idea de «inteligente» no se debe al objeto en sí -un sensor, por ejemplo-, sino a la red a la que están conectados y que permite gestionar los datos. Si quieres saber más sobre qué te aportan y cómo estos sistemas, sigue leyendo.

Una combinación de componentes físicos y computacionales

Podemos resumir la definición de un sistema ciberfísico diciendo que se trata de una integración de componentes físicos y computacionales. De esta manera, combinamos tecnologías de la información y tecnologías de operación, focalizadas en la optimización de procesos, con el objetivo de mejorar el funcionamiento de tu fábrica.

La clave de estos sistemas es que están interconectados y conectados a su vez a redes digitales. De esta forma permiten ir más allá de monitorizar y controlar objetos físicos: se retroalimentan, se adaptan a las circunstancias y ofrecen la posibilidad de utilizar la información disponible para automatizar procesos, hacer tareas de mantenimiento y tomar decisiones correctivas.

Un paso más allá en la digitalización industrial: de sistemas embebidos a sistemas ciberfísicos

Antes de hablar de otros aspectos, es importante destacar que el uso de sistemas ciberfísicos supone un paso adelante respecto a los tradicionales sistemas embebidos.

Los sistemas embebidos destacan por estar aislados y diseñados para hacer una o pocas funciones. Por eso, si bien es cierto que pueden ser útiles para algunas tareas de control concretas, no son la mejor opción si lo que queremos es aprovechar el poder de los datos y llegar a la automatización de procesos.

Los sistemas ciberfísicos sí nos dan la posibilidad de dar un salto adelante. Nos permiten tomar decisiones correctivas basándonos en esta información, siempre con la idea de mejorar la eficiencia y eficacia de la planta. Pero también nos sirven para planificar acciones e incluso automatizar tareas como puede ser la interrupción del funcionamiento de una máquina ante según qué problemas.

Veámoslo con el ejemplo de un sensor de temperatura. El dispositivo lo que hará es ir monitorizando este dato, pero el valor que aporta a la fábrica sube cuando lo conectamos a la red y a otras máquinas y dispositivos que componen la planta. En este caso, si la temperatura sobrepasa unos valores que puedan considerarse peligrosos, la máquina, debidamente configurada, adaptará su funcionamiento e incluso se apagará automáticamente. Pero podemos ir incluso más allá: al estar conectada a su vez con otros elementos que componen las instalaciones, si esta interrupción afecta a la cadena de producción, modificará los parámetros de funcionamiento de toda la línea o hará que dejen de funcionar también otras máquinas que participan en el proceso.

Aspectos a tener en cuenta en la implementación de sistemas ciberfísicos

Lo primero que hemos de considerar, evidentemente, es que tu fábrica cuente con una conexión suficientemente potente y segura. Al fin y al cabo, más allá del diseño y los dispositivos utilizados, esta se convertirá en el hilo conductor para que todo lo demás funcione.

Una vez solventado este primer punto, trasladamos nuestra atención a las necesidades de tu planta. ¿Qué datos necesitas manejar? ¿Qué tipo de procesos y tareas intervienen en tu actividad? Haciendo un análisis sobre estos puntos, podemos elegir estratégicamente sobre qué objetos construiremos el sistema.

Una vez implementados, entramos en la fase de cognición. Es decir, las señales de estos dispositivos correctamente interconectados se procesarán para convertirse en información útil. Por último, pasaremos a la configuración. Esta última fase, que nos permite llegar al punto en el que queremos situar tu fábrica, es la que nos lleva a usar estos datos para que las máquinas modifiquen automáticamente su funcionamiento. Ahora sí, solo una vez completado este proceso, podemos hablar de automatización industrial.

Principales retos y desafíos

Como ves, los beneficios que aportan los sistemas ciberfísicos son considerables, pero ¿cuáles son los retos a asumir?

Uno de ellos te lo hemos adelantado en el apartado anterior, y es contar con una red potente y segura. Al fin y al cabo, el aporte de estos sistemas está sostenido sobre la conexión, por lo que esta ha de responder a las necesidades de la instalación.

Por otro lado, existe una necesidad de disponer de empleados capacitados. Y es que, como siempre que se hace algún tipo de mejora a nivel empresarial, hay que adoptar nuevas formas de trabajar. En este caso, es muy conveniente tener en plantilla a trabajadores con los conocimientos necesarios para garantizar la continuidad en el desarrollo de estos sistemas. Ten en cuenta que la idea al tomar este tipo de decisiones es mejorar el funcionamiento global de la fábrica, por lo que hablamos de procesos más que de acciones aisladas.

Si esta mejora está entre tus próximos objetivos, contacta con nosotros para empezar a hablar de tu proyecto de digitalización industrial.

 

Tags:

Te asesoramos telefónicamente para mejorar el rendimiento de tu planta.

Déjanos tus datos y te llamaremos cuanto antes




Escoge tu sector industrial:

Responsable del tratamiento: Minorisa d´Electricitat Industrial S.A.U.

Finalidad del tratamiento: gestionar las consultas de los usuarios y atender las solicitudes.

Base legal para el tratamiento: el consentimiento otorgado con la aceptación de la presente Política de Protección de datos.

Destinatarios de los datos: no serán comunicados a terceras personas excepto por obligación legal.

Derechos: para ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y los de limitación y oposición a su tratamiento reconocidos por la normativa, puede enviar un correo a meinsa@meinsa.com.

Para más información sobre este tratamiento y como ejercer sus derechos puede consultar nuestra política completa de protección de datos en: www.meinsa.com.