Automatización industrial y la pirámide CIM

automatizacion industrial piramide cim

Cuando hablamos de automatización industrial, hemos de tener presente que hay un gran número de equipos que influyen en cada proceso productivo.

Índice


Desde el nivel más bajo, como los dispositivos instalados en las máquinas, hasta los niveles más elevados de información, todos ellos están interconectados para garantizar el buen funcionamiento de tu fábrica. Es aquí donde surge el concepto en el que centramos este artículo: la pirámide CIM.

Los niveles de automatización industrial con la pirámide CIM

Si hablamos de la pirámide CIM, clave en la automatización industrial, hemos de mencionar cinco niveles. Empezando desde abajo, tenemos el nivel de proceso o campo, el nivel de control, el nivel de supervisión y, por último, los niveles de planificación y gestión. Te explicamos en qué consiste cada uno de ellos.

Nivel de proceso o campo

Está en la parte más baja de la pirámide y agrupa dispositivos instalados en las máquinas como pueden ser los sensores y los actuadores.

Se comunica con el nivel 2, donde están los PLC, ya sea enviando información o recogiendo las órdenes de esta capa superior para ejecutar acciones en las máquinas.

Nivel de control

Aquí podemos empezar a hablar de automatización en lo que al control de los procesos se refiere.

Las tecnologías que forman parte del control industrial reciben información de los dispositivos de proceso, que ejecutan efectivamente las acciones físicas en la fábrica, y son capaces a su vez de actuar sobre ellos. ¿Qué conseguimos? Garantizar que los procesos productivos funcionan correctamente y se ajustan a las variables marcadas con anterioridad.

Nivel de supervisión

En este nivel 3, los datos adquieren cada vez más valor, y es que es en este punto en el que entran en juego los sistemas SCADA.

Los sistemas SCADA recogen la información de los niveles de proceso y control para permitir supervisar de forma remota el funcionamiento de la planta. Hacen posible enviar órdenes a los PLCs y coordinar varios de ellos, además de almacenar datos industriales que luego nos servirán para mejorar la gestión de los procesos.

Niveles de planificación y gestión

Podemos decir que en este punto de la pirámide es donde se marca la división entre tecnología de operaciones y tecnología de la información.

En los niveles 4 y 5 de la pirámide entran en escena los sistemas MES, para planificar procesos y operaciones, y los ERPs, para la gestión de la información. Gracias a los datos recogidos en los dos primeros niveles y almacenados en el tercero, las tecnologías de la información nos ayudan a tomar decisiones estratégicas y mejorar, día a día, el funcionamiento de la fábrica.

Recuerda que automatizar tu fábrica te ayudará a aumentar la flexibilidad y la productividad y a optimizar los recursos. Para ello ¿te has preguntado si cuentas con las mejores tecnologías en cada uno de estos niveles?

Contacta con nosotros y te ayudaremos a controlar y gestionar las operaciones de tu fábrica con un proyecto de automatización industrial adecuado a tus necesidades.

Tags:

Te asesoramos telefónicamente para mejorar el rendimiento de tu planta.

Déjanos tus datos y te llamaremos cuanto antes




Escoge tu sector industrial:

Responsable del tratamiento: Minorisa d´Electricitat Industrial S.A.U.

Finalidad del tratamiento: gestionar las consultas de los usuarios y atender las solicitudes.

Base legal para el tratamiento: el consentimiento otorgado con la aceptación de la presente Política de Protección de datos.

Destinatarios de los datos: no serán comunicados a terceras personas excepto por obligación legal.

Derechos: para ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y los de limitación y oposición a su tratamiento reconocidos por la normativa, puede enviar un correo a meinsa@meinsa.com.

Para más información sobre este tratamiento y como ejercer sus derechos puede consultar nuestra política completa de protección de datos en: www.meinsa.com.